Goodbye “Oriental Family” hello “Ambery”

https://beautyclusterbarcelona.com/blog/goodbye-oriental-family-hello-ambery/
8 visitas

Como bien sabemos, la perfumería, además de ser un arte (y una industria que mueve millones de dólares anualmente) es un símbolo que acompaña la moda, los cambios sociales y culturales. A pesar de ser considerada clásica y conservadora, en los últimos años la perfumería acompañó las tendencias de la cosmética y la creciente demanda de productos para el cuidado personal y del hogar. Esta creciente demanda, también observada desde el hábito de los consumidores “todo tenga un aroma”, tanto así las actividades cotidianas y espacios, como conexión personal y emocional.

La tendencia y actualización tanto del packaging, junto con el vocabulario descriptivo reflejan la adaptación de esta industria a los nuevos cambios de paradigmas.

Es así, como desde Fragancias del Mundo liderado por Michael Edwards creador de la famosa – Rueda de Fragancias, donde se detallan las familias olfativas para categorizarlas, se comunicó un cambio. El cambio es adoptar un término más inclusivo, dejando de lado el término obsoleto “oriental” por el de “ámbar”.  Este anuncio también es la antesala de la posibilidad de modernizar la Rueda de las Fragancias. Este cambio ha sido positivo y bien recibido, tanto por las marcas como por parte de los consumidores. La razón es que el término “ámbar” está relacionado con lo especiado o amaderado, a diferencia del término “oriental” que es más generalizado. Así, se podrán optar por términos como “ámbar floral”, “ámbar amaderado” o “ámbar especiado”.

La categorización de los grupos de fragancia quedaría de esta manera:

  • Oriental to Amber
  • Soft Oriental to Soft Amber
  • Floral Oriental to Floral Amber
  • Woody Oriental to Woody Amber

Desde mi observación, y como experta del mundo olfativo, puedo notar un cambio radical en estos últimos años con respecto a lo que buscan los consumidores. Si bien la perfumería busca lograr una armonía olfativa, agradable y exquisita, es cierto que ahora, las personas, no sólo buscan “aromas ricos” sino aromas que aporten, ya sea a la salud física o emocional. Cada vez más conocen los ingredientes, cómo están compuestos, si son sintéticos, naturales, etc.

Los super-alimentos, ingredientes como el CBD, el resurgimiento del Patchuli aceptando sus propiedades sin necesidad de asociarlo a la década de los 70’, la renovación de una lavanda más dulce y moderna para invocar al sueño y descanso, y por supuesto las algas como ingrediente del futuro, en lo que respecta al mundo beauty en general.

El mundo de la perfumería más que nunca se adentra y se potencia en el bienestar, el cuidado del hogar o la cosmética. Y, crece a medida que se toma como necesario el uso de los ingredientes, como las propiedades de las plantas, las resinas, las maderas, el mundo funghui.

Cuando parecía que la perfumería sería un arte, más bien consumido por coleccionistas, se transforma en un arte que atraviesa casi todas las industrias de consumo. #Transformarse para seguir más vigente que nunca.

Melina Napolitano

Smell Me Project