https://beautyclusterbarcelona.com/blog/conoce-mas-sobre-sabina-giovannini-y-zurko-research/

Conoce más sobre Sabina Giovannini y Zurko Research

22 visitas

Nombre, cargo y empresa.

Sabina Giovannini, Directora gerente de Zurko Research SL

Háblanos sobre la empresa en la que trabajas. ¿Cuál es su historia y valor diferencial en el sector de la belleza?

Zurko Research, y de ahí el nombre, viene del mundo de la investigación aplicada. Un laboratorio de biotecnología nacido en el marco de un proyecto europeo del 7 Programa Marco de la UE, empezó investigando sobre la identificación de algunos ingredientes para su aplicación en distintos sectores y entre ellos el sector cosmético. De ahí, la necesidad de testar ésos nuevos ingredientes puso de manifiesto la oportunidad que podía representar la evaluación cosmética.

Hoy en día, Zurko Research es una empresa de servicios para el sector cosmético. A través de su actividad, los fabricantes de cosméticos pueden comercializar productos cuya seguridad y eficacia se han testado con tecnología de última generación y protocolos validados a nivel internacional. Sin embargo, me gusta considerar que nuestro trabajo está “al servicio” tanto de los clientes, que quieren apostar por sus productos, como de los consumidores, cuya seguridad se ve garantizada cada vez que eligen un producto cosmético disponible en el mercado.

¿Qué implica tu día a día en la empresa?

Poder ir a trabajar cada día con ganas y expectación creo que es una de las cosas más importantes. Mi día a día transcurre con un sinfín de noticias, ilusiones, descubrimientos y desde luego también trámites y gestiones, algunas más complicadas que otras. Supongo, lo normal en cualquier actividad empresarial. Valoro mucho el trabajo en equipo. Las nuevas instalaciones nos permiten acudir al trabajo y compartir los amplios espacios con toda tranquilidad, pese a las medidas preventivas del COVID.

Nuestro método de trabajo se caracteriza por un teamworking constante en todas las áreas de actividad. En las reuniones diseñamos estrategias y revisamos resultados, mientras en los espacios comunes buscamos momentos de relax para no descuidar la parte entretenida que tiene el trabajo en equipo.

¿En la situación actual, estáis apostando por la transformación digital?

La digitalización ha sido siempre una prioridad en Zurko, sobre todo en los últimos tres años. Tenemos un sistema de ERP (Enterprise Resource Planning), implantado en todas las áreas, lo que nos permite una coordinación y control impecables de nuestra actividad. Sin embargo, desde hace un año y medio estamos apostando e invirtiendo también en una nueva estructura IT, más compleja y sólida, que nos está permitiendo agilizar nuestras tareas diarias. Y, no menos importante, nos permite proteger mejor la privacidad de todos los datos que manejamos, tanto nuestros como de nuestros clientes.

¿Crees que la sostenibilidad es una tendencia o una realidad ineludible?

Creo que la sostenibilidad es una responsabilidad que una empresa y cualquier persona debe de plantearse de cara al entorno y a las generaciones futuras.

En nuestro sector el consumidor se espera que las empresas compartan sus propias preocupaciones. Esto implica que, como empresas, debemos de comprometernos a un uso responsable de los recursos en el desarrollo, en la producción y en cualquier otra fase de la cadena de valor. Esta necesidad además abre la puerta a un nuevo ámbito de innovación en todas las áreas del sector.

¿Qué retos afronta el sector en los próximos años?

El sector está en constante dinamismo y atento de las nuevas exigencias del mercado. Se han acabado los tiempos cuando lo único que se demandaba era que los productos no fuesen irritantes para la piel o que tuvieran un olor agradable. Ahora, con el nivel creciente de profesionalidad y de capacidad investigadora del sector, la innovación está presente en cada nuevo producto que se ofrece al consumidor.

En los últimos años estamos observando dos tendencias de futuro que se basan en conceptos antitéticos: por un lado, algunas marcas apuestan por el desarrollo de nuevos ingredientes con funcionalidades más claras y mecanismos de acción más definidos que ofrecen la posibilidad de desarrollar nuevas generaciones de productos. Por el otro lado, otras marcas vuelven la mirada a ingredientes tradicionales apostando por formulaciones más innovadoras. Es el caso de ingredientes naturales, que se están adaptando, por ejemplo, para fortalecer las defensas naturales de la piel o para protegerla gracias a las propiedades antioxidantes o calmantes.

De todos modos, creo que el reto más grande del sector para el futuro es cumplir con las expectativas siempre más exigentes del consumidor. Aunque el mundo está cada vez más interconectado, paradójicamente los intereses de los consumidores son más individualistas y personalizados. Para nuestra industria, esto significa satisfacer la demanda de productos adaptados a diversos factores individuales como la edad, el sexo, la etnia, las creencias religiosas, la geografía y el clima, el estilo de vida, la salud y el bienestar.

¿Cómo atraer talento y retenerlo en una época tan compleja?

Para atraer talentos en una empresa hace falta, en primera instancia, tener objetivos claros en el negocio, una filosofía de trabajo basada en la transparencia y en la honestidad y desde luego un sistema que reconoce el mérito a la profesionalidad y el saber hacer, tanto a nivel emocional como económico.

Otro elemento determinante es abrir la puerta a la iniciativa personal, para que cada miembro de equipo sienta que su opinión es bienvenida y que de una buena idea puede nacer un proyecto interesante para todos. Este último aspecto genera un clima positivo y favorable para la proactividad sana y exitosa.

Desde luego, invertir en formación, atender las necesidades y ambiciones de los empleados convierte el sitio de trabajo en un good place to work y si todo esto se aplica, con mucha probabilidad la empresa llegará a ser para el empleado el best place to work.

¿Qué os aporta formar parte del Beauty Cluster como entidad y a ti como profesional?

En la última Asamblea general de socios del Beauty Cluster me he quedado fascinada escuchando el resumen de los logros conseguidos en los últimos años. Siempre he considerado el Beauty Cluster una iniciativa necesaria para el sector con un grupo dinámico y comprometido. Mirando hacia atrás y considerando los meses difíciles que hemos vivido, los resultados son todavía más meritorios.

Creo que el Beauty Cluster juega un papel fundamental que es el de crear un espacio y unas oportunidades para que las empresas del sector, que normalmente comparten preocupaciones e intereses, puedan preguntar, contestar y encontrar soluciones a través de la confrontación de opiniones entre expertos del mismo sector.

La evolución del enfoque del Beauty Cluster hacia otros mercados y colaboraciones fuera de España creo que ha sido una apuesta necesaria y ganadora. Cuanto más amplio es el contexto, cuanto más diferentes son las experiencias, más enriquecedora será la colaboración. Y por supuesto la posibilidad de participar conjuntamente en nuevos retos internacionales hace del Beauty Cluster una opción indispensable para cualquier empresa del sector.

Como profesional, el Beauty Cluster me ofrece la posibilidad de acceder a una información imprescindible para quién lidera un negocio en este sector. El contacto con los representantes de las numerosas empresas asociadas abre un abanico importante de oportunidades y diálogo y también una plataforma de benchmarking muy interesante.

Volviendo a ti. ¿Cómo aterrizas en el sector de la belleza?

Esta es una historia bonita para mí, porque es el resultado de una evolución de Zurko y a la vez una evolución personal.

El proyecto fue creciendo, con ello su equipo y la necesidad de una gestión de ambos, a la cual me dediqué con mucha ilusión y entusiasmo desde el principio. Corría el año 2007, hoy somos 71, el proyecto es algo más grande y con ello ha crecido la ilusión de todo el equipo.

Hablando de ‘belleza’, ¿Cómo la definirías?

En general, la definición de belleza hace referencia a la experiencia sensorial que nos produce algo que vemos y nos resulta agradable. Sin embargo, el significado de belleza se ha ido llenando de contenidos diferentes a lo largo de las épocas y especialmente en las últimas décadas.

Hoy en día la belleza se relaciona también con salud, con el bienestar, con diversidad. El concepto es muy subjetivo pero la industria cosmética puede tener un papel horizontal interesante, sin encorsetarse en definiciones. Puede hacerlo utilizando el conocimiento, la investigación y la tecnología para poner a disposición del consumidor una serie de sustancias y productos que cuiden y valoricen las personas tal como son, sin la búsqueda de cánones establecidos, normalmente muy difícil o imposible de conseguir.

¿Algún hobby, superpoder o pasión escondida que quieras compartir?

Hobbies tengo muchos, difícil elegir uno. Superpoderes no tengo ninguno. En estos últimos meses a menudo he pensado en qué útil hubiese sido poderme teletransportar. Vivo lejos de mi familia de origen italiana y el COVID nos ha obligado a un distanciamiento forzoso.

Una pasión escondida, descubrir los hábitos de cuidado personal y belleza de personajes famosos del pasado. Por ejemplo, me he estado informando y recabando información sobre las indicaciones y los productos que el dermatólogo Erno Laszlo recetaba a su paciente Marilyn Monroe. La rutina de belleza de las personas obligadas a tener un aspecto constantemente perfecto me ha llamado siempre la atención.

¿Cuál es el último libro que has leído o película que has visto?

El último libro que he leído es “Give and Take: Why helping other drives our success”. Se trata de un libro interesante sobre un ingrediente crítico pero que a menudo pasa desapercibido para conseguir el éxito: el modo en el que interactuamos con los demás y de cuanto de generosos conseguimos ser en el negocio.

La última película vista: “Mr Nobody” de Jaco Van Dormael, sobre las posibles vidas que hubiésemos podido vivir si hubiésemos tomado decisiones diferentes respecto a la que hemos tomado.

Recomiendo ambos.

Los negocios se basan en…

Esta la pregunta más difícil. De tener que usar solo una palabra, diría que se basan en la ilusión.