2022, el año de la resiliencia

https://beautyclusterbarcelona.com/blog/2022-el-ano-de-la-resiliencia/
24 visitas

Ahora hace ya dos años que nos llegaban las primeras noticias de una preocupante enfermedad que asolaba la región china de Wuhan. Más o menos rápido, con mayor o menor acierto, todo el sector de la cosmética, perfumería y cuidado personal reaccionó a las diferentes fases que ha tenido esta pandemia. Desde un inicio dubitativo derivado de la falta de información a una aceleración masiva de la transformación digital. De forma solidaria el sector se lanzó también a fabricar productos para apoyar el trabajo de nuestros sanitarios (como los geles hidroalcohólicos). Se alternaron estrategias cortoplacistas para afrontar el impacto inicial del covid con reflexiones profundas sobre el plan estratégico de cada organización y cómo afrontar el futuro post-covid.

Dos años después la realidad es que el futuro post-covid aún no ha llegado y, desafortunadamente, no es algo que se prevea a corto plazo. El futuro con-covid es la situación ante la que nos encontramos y que nos toca gestionar eficientemente a corto y medio plazo.

Durante estos dos años el desgaste en las organizaciones ha sido enorme. Las empresas han vivido a golpe de noticias cambiantes que influían en la toma de decisiones. Confinamientos, desconfinamientos, nuevas variantes, vacunas, cierre de fronteras, apertura de fronteras, teletrabajo para todos, vuelta a la oficina, nuevas medidas sanitarias, colapso de la cadena de suministro… Un cambio continuo de las condiciones de negocio que han hecho más difícil que nunca la dirección de las organizaciones.

En el Beauty Cluster hemos vivido este periodo intentando ser una herramienta de ayuda a las empresas, generando espacios para compartir entre directivos, foros en los que informarse de la evolución nacional e internacional de los mercados, lanzando formaciones sobre nuevas herramientas tecnológicas para teletrabajar, impulsando actividades para conectar con otras asociaciones colaboradoras de otros países y – sobre todo – ejerciendo de conector entre empresas de toda la cadena de valor en un momento en el que la colaboración y la interconexión han sido más relevantes que nunca. En una situación tan compleja, la labor de todas las asociaciones que ayudan a diario a nuestro sector ha cobrado más fuerza y relevancia que nunca.

Afortunadamente, no todo son malas noticias. Prácticamente todas las fuentes coinciden en que el sector cerrará 2021 con un claro crecimiento respecto a 2020 y entorno a los niveles de 2019. El consumidor se ha activado y la cosmética, la perfumería y el cuidado personal vuelven a mostrar su rápida capacidad de recuperación como en crisis anteriores.

Pero no podemos ignorar el esfuerzo y agotamiento al que se han visto sometidos los profesionales de la industria, tanto en su ámbito profesional como familiar. Un desgaste peligroso para la salud de la persona y de la empresa pero que, por otra parte, también ha generado un aprendizaje enorme (muchas veces a base de prueba y error) en políticas de conciliación, teletrabajo y el desarrollo de nuevas habilidades para afrontar cisnes negros como la Covid.

En el Beauty Cluster, 2021 ha vuelto a ser un año de crecimiento. Hemos traspasado la barrera de las 220 empresas asociadas y consolidado nuestra posición como el mayor clúster de cosmética, perfumería y cuidado personal de España. Además, hemos redoblado nuestra apuesta por la transformación digital del sector. Para ello decidimos crear los Digital Beauty Awards (DBA) un espacio en el que los mejores proyectos en digitalización y venta online de nuestra industria tuvieran reconocimiento y visibilidad. El clúster es un escenario ideal para que los proyectos ejemplares puedan inspirar a toda la industria a innovar y a afrontar el cambio estratégico de forma decidida y colaborando con toda su cadena de valor.

Además, en un entorno cambiante como el actual, desde el clúster pensamos que los profesionales del futuro deberán intensificar su formación continua. La preparación y el reciclaje profesional será fundamental para adaptarse y no perder competitividad personal ni organizacional. Por eso apostamos decididamente por impulsar formación de calidad y específica del sector a través de nuestra Beauty Business School. Empezamos en 2021 lanzando formación en ámbitos como el Ecommerce, la cosmética capilar o la sensorialidad. Abriremos 2022 con formación de primer nivel en marketing, perfumería, ventas y – nuevamente – en Ecommerce y cosmética capilar. Programas flexibles, híbridos (con componentes offline, online y streaming de algunas sesiones) que se adaptarán a la nueva forma de vivir, trabajar y aprender que actualmente necesitan los profesionales de nuestra industria.

Finalizamos este año tan complejo habiendo podido retomar las actividades presenciales desde hace unos meses. Actividades como el Beauty Trends Summit, los Digital Beauty Awards, Cosmetorium o Farmafórum nos han mostrado el deseo de los profesionales de volver a encontrarse en persona, de volver a conectar. La digitalización seguirá impulsando soluciones para optimizar nuestras relaciones y facilitar el contacto en cualquier circunstancia, pero nunca podrá sustituir a la profundidad en las relaciones presenciales de un sector en el que la sensorialidad es tan relevante.

2022 será el año de la resiliencia, de ese esfuerzo adicional para levantarnos de cualquier nuevo bache que la pandemia pueda poner en nuestro camino. Volveremos a estar unidos, a conectar, a colaborar y a vernos presencial y virtualmente. Volveremos a adaptarnos a las circunstancias, a no dejarnos hundir por el vaivén de datos de la pandemia y a pensar estratégicamente a largo plazo. Seguiremos colaborando por impulsar la industria de la cosmética, perfumería y cuidado personal en toda su cadena de valor.

Ivan Borrego

General Manager del Beauty Cluster