http://beautyclusterbarcelona.com/blog/los-aceites-merecidos-protagonistas-cosmetica/

LOS ACEITES, MERECIDOS PROTAGONISTAS EN COSMÉTICA

La relación de los aceites como medio para tratar la piel es tan antigua como la propia Humanidad. En el descubrimiento de la tumba de la reina de los sumerios Shub-Ad, 5000 aC, ya encontraron fórmulas para la preparación de ungüentos y aceites vegetales, así pues han estado siempre entre nosotros pero es ahora cuando realmente están adquiriendo su merecido protagonismo.

Esto no se debe solo a la mayor demanda del consumidor; las empresas fabricantes de cosméticos, cada vez más preocupadas por su compromiso con el entorno y la sostenibilidad, adoptan estos aceites como productos de futuro invirtiendo en su desarrollo e investigando nuevos métodos para su utilización, así como en su extracción.

En el mercado encontraremos aceites Vegetales, Esenciales y Minerales, los aceites que contienen los cosméticos actuales son de origen vegetal dejando a un lado los antiguos aceites utilizados que derivaban de petróleo, parafinas, etcétera que han quedado descartados.

Es importante diferenciar entre los productos naturales y los sintéticos, ya que estos últimos son de una calidad inferior y su uso en cosmética es para proporcionar un aspecto cremoso y dotar de un tacto sedoso a las formulas en las que se emplean, no aportan vitaminas u otros componentes presentes en los vegetales y actúan como barrera haciendo difícil que la piel respire. Han sido muy empleados, por ejemplo, en productos como cremas de manos debido a su alto poder barrera frente a las agresiones externas.

La cosmética natural con un gran impacto en el sector cosmético y con una clara tendencia al alza más allá de las modas, ha sido y es la principal impulsora del uso de los aceites vegetales y la que ha obligado a descartar, cada vez en mayor medida, el uso de compuestos sintéticos de origen mineral y animal.

Los aceites vegetales son, junto con los esenciales, los aceites que marcan tendencia y los verdaderos protagonistas del futuro de la cosmética. Al tener un origen orgánico, obtenidos principalmente de semillas ricas en ácidos grasos y vitaminas, son nuestros mejores aliados de la piel, de fácil absorción y aportan elasticidad e hidratación de forma natural; penetran en la epidermis sin llegar a obturarla y dejándola respirar, por lo que son un freno a la deshidratación cutánea impidiendo que perdamos el agua que esta contiene.

El método de extracción es habitualmente el prensado, siendo la primera prensada la que nos dará un aceite de mayor calidad, otorgándole su característica textura oleosa, que nos permitirá una aplicación ligera que aportará las sustancias hidratantes propias del aceite, así como su capacidad protectora. Actualmente también se trabaja intensamente en la extracción mediante la tecnología de fluidos super críticos y la extracción con CO2 que además de ser un método totalmente respetuoso con el medioambiente, ofrece aceites libres de contaminantes y trazas.

Existe la creencia de que los aceites no son siempre recomendables, sin embargo, hay aceites para todo tipo de pieles. Hoy las nuevas texturas permiten hidratar sin engrasar, podemos decantarnos por aceites como el de árbol del té que es un buen seborregulador y que también está indicado para las pieles con acné o el de jojoba que puede ser también muy adecuado para este tipo de piel por sus propiedades antioxidantes y altos contenidos en vitamina E.

Los aceites de Argán y Almendras Dulces destacan por sus propiedades hidratantes además de sus concentraciones en antioxidantes, su combinación nos ayudara a contrarrestar los efectos de la polución atmosférica, manteniendo la hidratación cutánea.

El aceite de Rosa Mosqueta es conocido como el mejor cicatrizante que nos ofrece la naturaleza y un buen precursor de la queratina.

Otros de los aceites más usados son el de Oliva y el de Coco, tienen también múltiples propiedades beneficiosas, entre ellas el aporte de vitamina E.

Los aceites esenciales son principalmente usados en la industria cosmética como alternativa a los perfumes sintéticos ya que es un producto muy aromático. Estos los encontramos en diferentes tejidos vegetales. Su extracción se realiza por destilación, ya sea con vapor o seca y maceración; como resultado se obtiene un compuesto volátil no oleoso, que no es propiamente lo que entendemos por un aceite y salvo algunas excepciones no se aplica directamente sobre la piel. Estos compuestos recogen las propiedades de las plantas de los que han sido extraídos por lo que hay una gran variedad de aceites esenciales, como el de romero, jazmín, albahaca, geranio, menta, lavanda y otros muchos, todos ellos muy utilizados en aromaterapia con fines terapéuticos.

Los aceites son embajadores de lo natural y lo sostenible y esto es tendencia, marcan tendencia bien solos o como ingredientes cosméticos en el futuro seguiremos hablando de ellos, de nuevas texturas, nuevas aplicaciones y mucho más.

Joan Garre Moreno

Gerente en Laboratorios Entema

jgarre@entema.es