http://beautyclusterbarcelona.com/blog/futuro-la-cosmetica-la-revolucion-consciente/

EL FUTURO DE LA COSMÉTICA: LA REVOLUCIÓN CONSCIENTE

Con la ruptura de los paradigmas de consumo tradicionales empezada por la generación millennial, se ha despertado una toma de consciencia en el consumidor que seguirá siendo protagonista en el escenario futuro.

¿Qué está pasando en el mundo de la cosmética en este sentido?

Analizamos dos tendencias de consumo actuales claves para el futuro de la cosmética:

CONSUMO CONSCIENTE —- CONSCIOUS BEAUTY

El consumidor actual ha tomado conciencia que está actuando dentro de una realidad interdependiente: sus acciones influyen directa e indirectamente en el mundo que le rodea. De esta manera, nace un perfil de consumidor que no empieza y termina con nosotros, sino que tiene en cuenta aspectos medioambientes y socioeconómicos.

La consciencia implica un cambio de perspectiva y aumenta nuestro campo de visión: la economía consciente integra al yo, al tú y al nosotros desplazando el consumo del “aquí y ahora”, de su voracidad y alejándolo del consumo masivo. El consumo existe en otros lugares e influencia nuestro futuro.

El consumo consciente pone en el centro de la actividad económica el ser humano y el planeta. A este impulso creciente es al que llamamos economía consciente que se expresa de muchas maneras y que en los diferentes sectores de consumo está destinada a evolucionar y perdurar en el tiempo.

Convertirse en un consumidor consciente es un proceso gradual, personal en el que poco a poco vamos siendo más conscientes de nuestros principios y valores. Es un proceso de toma de conciencia y de coherencia, no es algo rápido, el proceso ha empezado con la generación millennial y las generaciones futuras tienen el legado de llevarlo a cabo. El consumo consciente es la respuesta a la falta de sentido en el consumo masivo y a la búsqueda de placer en el consumo, de satisfacción: cuando elegimos comprarnos por ejemplo un producto porque viene de una producción artesanal de proximidad, por convicción, por una razón ética, sentimos una gran satisfacción interior. No lo vivimos como una autolimitación, sino como un acto de coherencia y de empoderamiento.

 MINDFULLNESS —— HOLISTIC BEAUTY

¿Entonces el consumo puede proporcionarnos placer más allá del adquirir productos y servicios de manera masiva? Si, y además los productos y servicios que adquirimos pueden contribuir a nuestra búsqueda de bienestar. Esto es otro punto fundamental en las necesidades del consumidor del futuro. La palabra holístico viene del griego “holos” que significa todo. El enfoque es el bienestar integral y la calidad de vida a través de hábitos como la buena alimentación, la relajación, el bienestar ffísico, y una actitud más positiva ante la vida. Este estilo de vida nos dice que ya no basta con solo comer balanceado y hacer ejercicios, sino que hay otros factores de la vida que tienen que ver con estar sano, ser feliz y tener éxito. Los factores que tienen que estar en equilibrio para la salud holística son el bienestar mental, el bienestar físico y el bienestar emocional. En este marco la belleza es parte del cuadro, un elemento para que “el todo” esté en equilibrio. La belleza se transforma así en un estilo de vida y se alcanza cuidándonos por dentro y por fuera. La belleza no se vive como belleza física exterior, sino que un reflejo del interior y de su equilibrio. Belleza interior es sentirse bien con uno mismo, es trabajar la autoestima, sentirse seguro y sentir emociones positivas. El consumidor del futuro ha aprendido un poco más a quererse, y quiere ser optimista, energético y feliz.

Ambra Orini
Founding Partner The Beauty Makers
ambra.orini@thebeautymakers.eu