http://beautyclusterbarcelona.com/blog/fotoproteccion-mas-alla-del-uv-efecto-la-luz-visible-la-piel/

FOTOPROTECCIÓN MÁS ALLÁ DEL UV: EFECTO DE LA LUZ VISIBLE SOBRE LA PIEL

En la actualidad los consumidores sitúan la radiación solar en cuarta posición del ranking de causas que contribuyen al envejecimiento o daños que sufren la piel y el cabello.

Durante décadas la protección urbana se ha limitado principalmente a filtros UV, antioxidantes o los llamados polímeros segunda piel. Por ello, se están desarrollando nuevas estrategias de protección con una mejor comprensión de los diferentes tipos de agresores y sus vías asociadas.

Desde los años 90 la foto-protección se ha centrado principalmente en la radiación UVB y más tarde en los rayos UVA, subestimando en gran medida el papel fundamental de la radiación infrarroja y la luz visible en el envejecimiento de la piel.

La industria cosmética ha invertido una gran cantidad de esfuerzos en la educación del consumidor para que conozcan los efectos nocivos de la luz solar sobre la piel, haciendo hincapié en la radiación UV. Sin embargo, sabemos que la fracción de 280– 400 nm del espectro electromagnético no es la única que penetra en la piel y desencadena reacciones indeseables.

Se ha identificado que los rayos infrarrojos (700 nm -1 mm), especialmente los del infrarrojo cercano (IRA, 700 – 1400 nm) causan calor y daños oxidativos, lo que contribuye a la formación de arrugas. Más recientemente, la investigación se ha centrado en los efectos específicos de la luz visible (400 – 700 nm) y como induce a la hiperpigmentación.

Figura 1. Penetración de la radiación en las distintas capas de la piel.

A pesar del uso de productos o filtros altamente eficaces en la protección UV, se observa que la piel sigue sufriendo hiperpigmentación, lo que lleva a la necesidad de una mirada más profunda en la parte de la radiación solar más allá de los rayos UV y otros mecanismos involucrados en la pigmentación. En el artículo de Duteil et. al [1] se demuestra que la pigmentación inducida por la parte azul/violeta de la luz visible es más persistente en comparación con la pigmentación inducida por UV, al afectar los melanocitos en la piel.

El interés en los productos que protegen contra esta hiperpigmentación persistente está en aumento. Existen diferentes estudios sobre el efecto de la luz visible y más concretamente la parte azul-violeta de ésta y sus efectos sobre la hiperpigmentación. Para su estudio se han presentado modelos in-vitro y ex-vivo para investigar los mecanismos subyacentes y los primeros resultados en estrategias preventivas de ingredientes activos.

Se ha observado, por ejemplo, que la exposición de explantes de piel humana a la luz visible (400 – 700 nm, 150 J/cm2) altera la expresión génica relacionada con la pigmentación, aumenta la actividad de la enzima tirosinasa y de forma más significativa en la pigmentación de los tipos de piel más oscura frente a los más claros. Se concluye que la exposición repetida induce una pigmentación persistente y se observa su fuerte impacto en el tono de la piel [2].

También se ha observado como la exposición a la luz visible (130 – 180 J / cm2) de los equivalentes de piel 3D humanos aumenta los radicales libres, las citocinas (IL-1a, IL-6, IL-8) y las metaloproteinasas de matriz MMP-1 y MMP-9 [3].

Figura 2. Especto de luz solar y sus efectos en las distintas capas de la piel.

Así, la estrategia de Symrise para la selección de activos que puedan proteger de los daños inducidos por la luz visible ha sido centrarse en diferentes mecanismos de acción, seleccionando un antioxidante (eliminador de radicales libres e inhibidor de la glucosilación), un inhibidor de la tirosinasa y un anti-oxidante/anti-irritante (eliminador de radicales libres, activador de hemo-oxigenasa HO-1, inhibidor de prostaglandina E2 y la citoquina IL-1a).

Los distintos test in-vitro y ex-vivo que se han realizado con estos activos demuestran que todos ellos previenen la pigmentación inducida por la luz azul. Desde un punto de vista de protección holística de la piel, sería preferible la combinación de varios ingredientes activos con distintos mecanismos de acción. Así que la pregunta que aún queda por resolver…

¿Qué es más relevante para proteger contra la hiperpigmentación inducida por la luz visible, la inhibición de la melanogénesis o la protección contra el estrés oxidativo?

[1] Duteil et al. (2014) Pigment Cell Melanoma Res 27(5): 822-82

[2] Randhawa M et al. PLoS One. 2015 Jun 29;10(6

[3] Liebel F et al, J Invest Dermatol 2012, 132, 1901-7

Montserrat Delor
Directora de ventas de ingredientes cosméticos en Symrise.
montserrat.delor@symrise.com